testimonio

Testimonio: Leyla nos cuenta su experiencia con DeYerba y La Font Sostenible

Nos encanta que nos digáis lo que opináis de los productores de la plataforma DeYerba y de sus productos. Es esencial para mejorar, y para ayudar a que otras personas superen la barrera de lo desconocido: comprar carne a distancia sigue siendo poco habitual, y aunque esperamos que con el tiempo la carne de pasto esté disponible para todos en las cercanías y en la tienda de barrio, en estos momentos las compras a distancia son necesarias para que los proyectos de los miembros de la red puedan avanzar y consolidarse.

Así que, si ya compras carne a los productores de la plataforma DeYerba, ¡gracias! Estás cambiando (literalmente) el paisaje de la producción ganadera en nuestro país. Considérate parte de la revolución del pasto, porque lo eres. Y por supuesto, ¡estaremos encantados de recibir tu testimonio y publicarlo en el blog! Si te apetece solo tienes que escribirnos un correo a info@lacarnedepasto.com.

Pero si todavía no te has animado a hacer tu primera compra, quizá el testimonio que compartimos hoy te ayude a hacerlo. Es un testimonio que ya publicamos hace tiempo pero se había quedado escondido en una página de venta y hemos decidido trasladarlo al blog para darle más visibilidad. En él Leyla, una sudafricana afincada en España, nos cuenta por qué elige carne de pasto y cómo ha sido su experiencia al comprar la carne de La Font Sostenible. Os dejamos con ella.

 

Hace unos cuatro años nuestra familia se embarcó en la tarea de recuperar el control sobre la comida que comemos. Descubrimos los devastadores efectos que las grandes compañías agrícolas y alimentarias tienen sobre la salud de los seres humanos, los animales y las plantas que producimos, y el medio ambiente en su conjunto.

Los cinco años anteriores habíamos estado investigando y adquiriendo más conocimientos, y decidimos que el primer cambio que haríamos sería en la carne que comemos. Teníamos requerimientos estrictos que cumplir: El bienestar de los animales y la naturaleza del ser humano que cuida de ellos eran lo primero. Después iba su alimentación, una dieta de hierba, que es lo que están preparados para comer. El entorno era lo siguiente, libertad para moverse de un lado para otro con aire fresco, hierba limpia, restituyendo los nutrientes en el interior del suelo en lugar de pasearse sobre sus propios excrementos. Y finalmente, cuando llegara la hora de ser procesados convirtiéndose en la comida que conocemos, que el proceso se hiciera a pequeña escala, con cuidado e integridad, no en grandes cantidades como vemos hoy en día, y en circunstancias estresantes para el animal.

Veréis, nosotros somos de Sudáfrica, así que nacimos para conocer y adorar la carne. También hemos viajado por el mundo, comiendo en los mejores restaurantes que nos pudiéramos permitir… y en el menú siempre había carne. Además, mi marido es piloto corporativo, así que come lo mismo que comen sus clientes… lo mejor.

Recibimos el pedido de Pere en el momento en que nos habían dicho que llegaría. Estaba empaquetado con cuidado y atención, se veía que había puesto atención en enviar piezas de carne limpias y bien presentadas. Nuestro encargo era muy especial porque le habíamos pedido que cortara la carne de una manera que él no había hecho antes. Llegó exactamente como habíamos pedido.

Solo con verlas supimos que estas piezas podían haberse presentado en los mejores restaurantes con estrellas Michelin, y nos sentimos honrados de poder ponerlas sobre nuestra mesa, y de que nuestro hijo de 19 meses pueda comer la mejor carne que existe. El producto final estaba suculento, con muchísimo sabor, y lo mejor de todo es que pudimos sentir el cariño y el cuidado que Pere había puesto al producirlo. ¡Es con mucho la mejor carne que hemos comido nunca!

Nos sentimos privilegiados por haber encontrado a Pere de La Font Sostenible y a DeYerba. Por fin estamos un paso más lejos de la comida que nuestro mundo ha elegido producir. Estamos deseosos de continuar nuestra relación con Pere y DeYerba, y de poder contárselo y educar a otras personas para que se unan a nosotros en esta forma de comer. Alimentos honestos, producidos por animales sanos y felices, cuidados por seres humanos honestos cuyo amor e integridad les permite tener la vida para la que fueron creados, y alimentarse de la manera en que fueron creados.

Solo nosotros tenemos el poder de frenar a estas grandes compañías que controlan la cadena alimentaria, apoyando a las pequeñas explotaciones como la de Pere. Y si no nos crees, acepta la invitación de Pere y vete a ver por ti mismo cómo se deberían hacer las cosas, y después visita a uno de los grandes fabricantes… si lo haces, NUNCA más comprarás carne en tu carnicería local. ¡Nosotros tampoco lo haremos!

 

 

Sin comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR