portada_katiewilliamson

¿Es la carne mala para la salud? 

Bueno, al menos eso es lo que nos cuenta la nutrición convencional cuando hablamos de carne roja.  Todos queremos estar sanos, y existe muchísima propaganda que nos dice que la carne es mala para la salud. Esta información suele contener afirmaciones sobre lo malos que son el colesterol y la grasa saturada y, llevada al extremo, puede hasta demonizar todos los alimentos de origen animal, no sólo la carne sino también los lácteos, los huevos, y los mariscos. Mi intención con este post es explicar por qué la propaganda contra el consumo de carne no es correcta. 

La carne  es una parte saludable de la dieta humana omnívora.  Cuando la gente culpa a la carne de los problemas de salud, sería mejor que cambiaran un poco la perspectiva para poner la culpa dónde debe estar: en el tipo y en la calidad de la carne y no en el grupo entero de alimentos.

En primer lugar, vamos a adentrarnos en el tema de la salud y la carne desde una perspectiva ancestral. 

Los humanos han evolucionado durante millones de años comiendo carne.  De hecho, se podría decir que los humanos modernos descienden de un linaje de muy buenos cazadores (¡gracias Daniel Vitalis por este razonamiento!).

No hubiéramos llegado hasta la modernidad si nuestros ancestros no hubieran tenido buenas habilidades para cazar y cocinar carne.

Las enfermedades crónicas son un fenómeno moderno.  La mayoría de los científicos cree que las enfermedades como el cáncer, la diabetes, y los trastornos auto-inmunes son nuevas aflicciones de la raza humana. PERO, acuérdate que la carne NO es nueva. 

¿Cómo puede ser que algo que llevamos millones de años comiendo ahora nos enferme?  Yo diría que no puede ser así.

No es la carne la que nos está enfermando.  Son los alimentos modernos y procesados como el azúcar blanco, la harina refinada, los aceites vegetales procesados, los edulcorantes artificiales, y la soja (no fermentada) los que están contribuyendo al aumento exponencial de las enfermedades crónicas en todo el mundo moderno.

Esta afirmación está basada en datos.  Como escribe Nicolette Hahn Niman en su libro, Defending Beef“De 1970 a 2005, el consumo de carne de vacuno bajó un 22%; el de cerdo bajó un 3%… Si consideras otros alimentos altos en grasa saturada, como la leche entera, el consumo bajó un enorme 73% (Defending Beef, pág. 130).  Al mismo tiempo, el consumo de azúcar ha aumentando muchísimo. 

El estadounidense promedio ahora consume alrededor de 60 kilos de azúcar anualmente, una estadística que ahora se encuentra no sólo en E.E.U.U. sino también en muchos otros países del mundo, ya que cada vez hay más tendencia a dejar la tradiciones alimentarias por la comida “moderna” del mundo “desarrollado.” (Defending Beef, pág. 154).

El consumo de carne ha bajado durante el último siglo y el consumo de azúcar ha subido, y por eso estamos más enfermos que nunca.  Los alimentos procesados y el azúcar son los verdaderos culpables de las muchas enfermedades modernas, que tienen casi todas su raíz en la disfunción metabólica causada por el consumo excesivo de carbohidratos.

Ya hemos dicho que la carne forma parte de una dieta sana.  Ahora, hablemos del por qué es saludable la carne.

Si tú o alguien que conoces habéis escuchado cosas negativas sobre el consumo de carne, tomaros un momento para repasar la lista que he recopilado abajo.  Puede que cambie (o por lo menos que abra) vuestra mente sobre algunos de los beneficios del consumo no sólo de carne, sino de todos los productos de origen animal.

  • ¡El colesterol presente en la carne y los huevos es súper sano para el cuerpo!  ¡Lo necesitamos para sobrevivir!  Piensa en esto: tu cerebro forma sólo 2% de tu masa corporal pero contiene el 25% del colesterol de tu cuerpo.
  • El colesterol es un mecanismo protector para el cuerpo.  Si el nivel sanguíneo está elevado, significa que deberías investigar sobre la verdadera raíz del problema de salud (por ejemplo, una baja función de la tiroides).  O sea, el colesterol elevado es un síntoma alarmante pero no es una enfermedad en sí mismo. 
  • Hay una GRAN diferencia entre la carne de vacas que han comido pasto y la carne de vacas que han comido cereales.  Es mejor comprar carne de alta calidad y comerla sólo una vez a la semana que comprarla de baja calidad y comerla todos los días.  La calidad es CLAVE cuando hablamos de alimentación, especialmente con la carne.
  • La carne de vacas que han comido pasto contiene la venerada grasa Omega 3.  Se suele pensar que los Omega 3 se encuentran sólo en el pescado o en las semillas de linaza, pero no es verdad.  Cuando las vacas comen pasto (como deben hacer) en lugar de cereales (que incluso muchas veces son transgénicos), su carne contendrá niveles más altos de Omega 3, que nutren el cerebro y ayudan a su buen funcionamiento.
  • La grasa saturada es una grasa natural y saludable.  Son los aceites vegetales procesados, como el aceite de soja y el de colza, los que provocan enfermedad en el cuerpo.
  • Es importantísimo comer TODAS las partes del animal para conseguir un perfil nutricional completo. Esto significa que hay que comer no sólo la carne muscular, sino también los órganos y los huesos (en caldos y sopas). 
  • No sólo es la carne de pasto mejor para el cuerpo, sino también es muchísimo mejor para la Tierra.  No podemos sacar a los animales del ecosistema y esperar que todo funcione bien.  Los animales (igual que las plantas y los humanos) forman parte del ciclo vital y de la cadena alimenticia.  Te recomiendo que investigues el trabajo de Allan Savory y que leas el libro Cows Save the Planet (“Las vacas salvarán el planeta”), si te interesa el tema de la carne y el cuidado del medio ambiente.

Después de 6 años como vegana, mi propio camino hacia un mejor nivel de salud me llevó otra vez a una dieta omnívora.

Fueron los mismos alimentos que antes vilipendiaba, los que finalmente me nutrieron y me sanaron.  Ahora veo con mucha más claridad la belleza, la majestuosidad y la diversidad de nuestra Madre Tierra y sus ofrendas.

Hay humanos viviendo en casi todos los rincones de la Tierra, cada rincón con su propio clima y geografía.  Es imposible decir que existe una sola dieta que todos los humanos deben seguir. 

Sería mejor celebrar la diversidad de la dieta humana, y la belleza que es vivir en un planeta tan abundante, dinámico y variado.  Cuando nos nutrimos y nos cuidamos bien, estamos nutriendo y cuidando a la Madre Tierra también.

Nuestras elecciones alimentarias son importantísimas, no sólo para nosotros, sino para las futuras generaciones.  El consumo sostenible y saludable de carne es una parte integral de ese futuro nutrido y próspero. 

katiebio200_circulo

KATIE WILLIAMSON

Blogger en www.yosoypachamamista.com

Katie Williamson es una estadounidense nacida en Nueva Orleans, la ciudad de jazz.  Exvegana y amante de todo lo ecológico, ahora promueve una dieta omnívora para los pacientes de su consulta nutricional y los lectores de su nuevo blog, Yo Soy Pachamamista.  Además, lleva grupos a su querida tierra adoptada, Perú, con su empresa, Sacred Retreats Perú.  La misión de vida de Katie es enseñar a la gente que para poder vivir bien tenemos que combinar lo mejor que nos ofrece la tecnología moderna con la sabiduría que tenían nuestros ancestros para respetar a la Madre Tierra y al medio ambiente.

2 Comentarios
  • alexei
    Publicado en 01:36h, 27 noviembre Responder

    Hola Muchas gracias por tu testimonio que ayuda a las personas a reflexionar sobre la correcta alimentación
    Soy muy afoIIrtunado de haber nacido en un Pais con bastante BIodiversidad
    y alimentos naturales maravillosos.
    es deber de cada uno compartir nuestros conocimientos a todos.
    sobre el comer todas las partes animales
    yo lo hago pero solo del cuy—:-)))))))
    es mejor cirear nuestros propios animalitos…

  • Enrique Vacalla
    Publicado en 03:46h, 11 diciembre Responder

    Concuerdo plenamente con la posicion de Alexei, la mejor carne que podemos consumir es de los animales que criamos, porque sabemos que les estamos dando la alimentacion mas adecuada, y tambien sabemos que tenemos que comerlos en el momento indicado, despues de haber adquirido su desarrollo natural. Y definitivamente Peru es un pais privilegiado con una biodiversidad envidiable, entonces no hay motivo para que sus habitantes padezcan de mal nutricion.

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR